Guía y Consejos para una Práctica Segura del Sexo Anal

Guía y Consejos para una Práctica Segura del Sexo Anal


¿Quieres saber cómo practicar sexo anal de forma segura? En este artículo te explicamos diferentes consejos para practicarlo de una manera segura. El sexo anal es una de las prácticas sexuales más antiguas y placenteras que existen.

El ano tiene muchas terminaciones nerviosas y está rodeado de músculos que se contraen al tener un orgasmo, por lo que tiene un potencial erógeno significativo. ¿Por qué no aprovecharlo?

¿Te atreves a probar el sexo anal?

Una buena comunicación hará que el sexo anal sea tan bueno como cualquier otra práctica sexual. Si no te apetece, díselo a tu pareja y encuentra aquello que realmente los satisfaga a ambos.

5 Consejos para Practicar Sexo Anal

Dale otra oportunidad al sexo anal, sea cual sea tu orientación sexual e identidad de género, teniendo en cuenta las siguientes cinco recomendaciones:

1. Prepara tu Zona Anal

Limpieza: Muchas personas se preocupan por posibles fugas durante la estimulación del ano. Si no quieres tener preocupaciones, puedes usar una ducha anal para evacuar y limpiar la zona. Este paso no es esencial y no se recomienda hacerlo de manera recurrente, solo en ocasiones puntuales.

Plugs y bolas anales: Hay juguetes como los plugs anales o bolas anales que te ayudarán a entrenarte en tu nueva aventura sexual y a avanzar en el placentero camino del sexo anal. 

2. No Olvides la Protección

No, no puede haber embarazos al practicar sexo anal, pero ¿qué hay de las infecciones de transmisión sexual? La mucosa rectal es un paraíso para las bacterias. Además, la gran cantidad de terminaciones sanguíneas en el ano puede facilitar la transmisión de infecciones. La penetración con preservativo es igual de placentera, así que no te la juegues. También es importante que recuerdes limpiar tus juguetes antes y después de usarlos.

3. El Lubricante Siempre a Mano

El ano no lubrica de forma natural y eso puede hacer que la estimulación sea molesta. Por eso, una ayuda externa es más que bienvenida. El mejor aliado que puedes tener es el lubricante, ya que es mucho más denso, duradero y eficaz. Si usas un juguete de silicona, es mejor que utilices lubricante a base de agua para no dañar su material.

4. No Penetres de Golpe

Igual que en cualquier otra práctica, al hacer sexo anal se empieza poco a poco. Es más, en esta práctica debes prestar especial atención porque es una zona MUY sensible. Empieza relajando la zona con un masaje con los dedos, estimúlalo con la boca o ábrete paso con el dedo. En definitiva, prepara el ano y haz que la otra persona esté relajada y abierta a recibir placer.

5. Cambia de Preservativo si Cambias de Penetración

Los fluidos vaginales podrían estar infectados y transmitir al ano virus o bacterias. A su vez, la zona interna del ano está llena de bacterias que son muy perjudiciales si entran en contacto con la zona vaginal, ya que su interior es muy sensible a agentes externos que puedan dañar su pH. Lo mismo pasa con el anilingus: usad barreras de látex para evitar la transmisión de bacterias.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen